Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental
Saludental

Implantes

¿Qué son los implantes dentales?

Son tornillos de titanio que se utilizan como sustitutos de la raíz de los dientes perdidos.

Sobre ellos irá soportada una prótesis dental.

Pueden utilizarse para reponer una o varias piezas.

Son totalmente biocompatibles, lo cual evita rechazo y permite la unión al hueso.

¿En qué consiste el proceso?

La 1ª fase, es la fase quirúrgica, en la que el odontólogo coloca el implante en el maxilar.

Una vez realizada la cirugía, debemos esperar un tiempo, que variará en función de cada caso, hasta que se produzca la osteointegración (unión entre el hueso y el implante).

En la 2ª fase es cuando se realiza la prótesis. Para ello, se deben tomar medidas y hacer varias pruebas antes de colocar el trabajo definitivo.

El tratamiento no termina una vez que esté colocada la prótesis definitiva, ya que es fundamental acudir a revisiones periódicas para evaluar en la clínica el nivel de higiene, si existe perdida ósea en el  implante o si la prótesis ha sufrido aflojamiento.  El paciente portador de implantes, debe ser consciente de que tiene en la boca un sistema mecánico que debe ser revisado como mínimo una vez al año.

¿Cuáles son las ventajas de los implantes?

Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes, conservamos mayor cantidad de hueso alveolar, ya que este se reabsorbe si no recibe ningún tipo de estímulo. Gracia a esto, podremos conservar la estructura de la cara.

Un  implante es lo más parecido a un diente natural. La prótesis está completamente fijada al  implante como un diente lo está a su raíz.

En el caso de las prótesis removibles, ya sean completas o parciales, el apoyo es sobre la encía, lo cual puede causar rozaduras y, por tanto molestias. Con el tiempo, puede sufrirse pérdida ósea en la boca, lo que implicará una menor sujeción de la prótesis removible.  Esto causará dificultad masticatoria, una mala pronunciación e inseguridad al paciente.

Si los comparamos con un puente, la ventaja radica en que no es necesario limar los dientes adyacentes para reponer una ausencia dental. Además de evitar modificar un diente sano, otra ventaja es que un implante no depende nunca de lo que le ocurra al diente vecino. Por ejemplo, si tenemos en la boca un puente de 3 piezas (la pieza que reponemos más  un  apoyo a cada lado) y perdemos uno de los dientes en los que está sujeta la prótesis, el trabajo entero irá detrás del diente perdido.

¿Quién es apto para colocarse implantes?

Hay gente que piensa que por su edad no puede optar a los implantes. Los años del paciente no son importantes, lo que nos interesa es la cantidad de hueso y el estado de las encías.

El primer paso es evaluar el estado bucal del paciente y realizar un estudio, tras el cual, sabremos si los implantes son la mejor opción o si debemos optar por otras opciones para reponer.

Hoy en día, existen técnicas para corregir la perdida ósea. Por eso, ninguna persona debe auto descartarse de antemano.

¿Son para toda la vida?

Sin lugar a dudas, es el sistema para reponer piezas dentales que más durabilidad ofrece. Los estudios a nivel mundial demuestran un éxito del 95%. Una vez dicho esto, debemos ser conscientes que si un implante es lo más parecido a un diente natural, habrá que cuidarlo como tal. Una correcta higiene oral es fundamental para su conservación. También se hace imprescindible realizar revisiones periódicas para evaluar el implante y su prótesis, los dientes que se conserven en la boca y el estado de las encías.

¿Me va a doler?

La cirugía se realiza bajo anestesia local. La técnica quirúrgica para la colocación de implantes ha avanzado mucho en los últimos tiempos, dando lugar a una cirugía más rápida y cómoda para el paciente. En nuestra clínica le prescribiremos medicación para antes y después de la cirugía con el objetivo de que tenga un buen postoperatorio.

¿Son muy caros?

No todos los casos son iguales. Debemos valorar el nº de piezas a reponer, si es maxilar o mandíbula, la cantidad y calidad del hueso, si debemos realizar algún tratamiento regenerativo antes de la cirugía, si se van a colocar dientes provisionales antes de los definitivos… Por estos motivos, es imprescindible realizar un minucioso estudio previo para saber que tratamiento es el más indicado para cada caso. En ese momento,  podremos dar al paciente el presupuesto exacto.

Etiquetas de la sección

implantes | odontologia | tratamientos